¿Las plantas mienten? – El efecto Backster

El polígrafo es un aparato que -en principio- gracias a la medición de diferentes constantes vitales permite detectar si un sujeto está diciendo la verdad o miente. Uno de los parámetros que mide es la conductividad (cambio en la electricidad) de la piel. Esta propiedad de la piel varía según el estado emocional y un aumento se relaciona con la ansiedad. En el caso de someter a alguien al polígrafo, si miente se puede poner ansioso, habiendo un cambio en la conductividad que queda registrado en las lecturas del aparato.

Dracaena massangeana
Autora: Lauren Gutierrez

Cleve Backster era un agente de la CIA especializado en el uso del polígrafo. Teniendo acceso a estos aparatos, un 2 de febrero de 1966 se preguntó qué registraría si lo conectara a una planta. Hipotetizó que al regar la planta, se observaría un cambio en la conductividad debido al aumento de agua en la hoja (representado como un pico hacia arriba en el registro del polígrafo).

Así pues le puso a una hoja de su drácena (Dracaena massangeana) el dispositivo para detectar cambios en la conductividad de la hoja. Regó la planta y tuvo que esperar 55 minutos hasta que se detectó un cambio en la lectura del polígrafo. Pero en vez de ser un pico hacia arriba, el pico era hacia abajo seguido de lo que Backster llamó “un patrón de un humano experimentando un estímulo emocional”.

Este patrón que se registra en humanos, se debe a que la persona está angustiada. Y aunque esto no demostraba su hipótesis inicial, esta lectura le hizo plantearse que quizás las plantas podían responder emocionalmente. Por lo que decidió someter a la planta a diferentes situaciones que le podrían generar angustia.
Primero metió una hoja en una taza con café caliente pero la planta no respondió. Así que pensó en algo más agresivo: quemar la hoja con una cerilla. Justo en el momento en que ese pensamiento cruzó la mente de Backster, el polígrafo registró otra reacción similar a la angustia humana. Así que siguió investigando este fenómeno durante meses obteniendo siempre el mismo resultado aunque variara la especie, el lugar del experimento o cortara la hoja. Lo veía claro, las plantas eran capaces de reconocer emociones y pensamientos de su entorno.

Para apoyar su hipótesis, ideó un sistema en el que no hubiera intervención humana. A través de un sistema automático situado en una habitación contigua a la de la planta, se cocerían vivos camarones en un momento al azar. Los resultados, observados con cámaras que grabaron todo el experimento, revelaron que la planta sentía angustia en el momento exacto en que los camarones entraron en contacto con el agua hirviendo.

A partir de estos experimentos concluyó que las plantas presentan percepción extrasensorial. Y así surgió el efecto Backster que demuestra la capacidad que presentan las plantas de responder a pensamientos y emociones humanas. Consideró que las plantas son conscientes de su entorno y cuando una hay una perturbación o sufrimiento, hay una respuesta eléctrica inmediata como si la planta compartiera el dolor.

Refutación del experimento

Las plantas son capaces de sentir su entorno (por ejemplo saben si están a la sombra o al sol) y responder ante él (crecen hacia la luz cuando otra planta las cubre). Pero los experimentos de Backster intentan demostrar que tienen otro tipo de conciencia y que pueden reconocer los pensamientos humanos. Evidentemente, esta investigación fue muy polémica y fue refutada por la comunidad científica (por Horowitz, Lewis y Gasteiger en 1975 y por Kmetz en 1977).

Estos autores intentaron repetir los experimentos de Backster pero les fue imposible. Además estos experimentos no presentan los controles necesarios, de manera que no se puede descartar que los datos registrados no sean debidos a electricidad estática, a movimientos en la habitación, a cambios en la humedad… Ni siquiera hay registro de si las plantas se riegan antes de las lecturas o no.

Son escépticos también con las hipótesis planteadas por Backster. Cuando él piensa en quemar la hoja -cosa que ya les parece complicada porque si la hoja deja de estar húmeda no se podrían medir los cambios eléctricos- y la planta responde, solo se plantea una posible respuesta: que la planta haya leído su mente. Backster no se llega a plantear otras hipótesis, ni si quiera la más obvia, que el agua por fin había llegado a la hoja. Creen además, que un polígrafo no es el aparato más adecuado para medir los cambios de corriente en una planta. Y es difícil entender que un organismo sin sistema nervioso central pueda presentar una conciencia.

El efecto Backster quedó refutado pero hay gente que lo usa hoy en día para apoyar conceptos metafísicos como la radiestesia, la sanación, la telepatía y otro tipo de energías.

Pseudociencia

Aunque estos autores hicieron un gran trabajo refutando este efecto hay que tener claro que estamos ante un caso de pseudociencia. Backster lleva a cabo sus experimentos en un laboratorio y usa el polígrafo, un aparato aparentemente científico. Pero que tenga un laboratorio y use un aparato “sofisticado”, no significa que sea ciencia. De hecho, cuando le vemos realizando sus experimentos en The Secret Life of Plants (1976) vemos como tiene un gatete suelto por el laboratorio. Y el polígrafo es un aparato que no tiene validación científica y no está claro que detecte cuando un individuo miente.

Hay que ir con cuidado también con las fuentes. Hay muchas páginas de sucesos paranormales y similares que hablan del efecto Backster y lo toman como algo serio y real. Igual que también hay que ser consciente de que hay fuentes que no son imparciales. Por ejemplo, los Cazadores de Mitos (Mythbusters) tienen un capítulo dedicado al efecto Backster (Deadly Straw, Primary Perception) en el que “cazan el mito” y dicen que las plantas no son capaces de detectar los pensamientos humanos. Cuando buscamos este capítulo en YouTube, solo está subida parte del episodio, y si nos quedamos con solo eso, podemos llegar a creer que han demostrado que las plantas perciben nuestra consciencia.

El pensamiento de cada uno también condiciona. Gente convencida de que las plantas son seres inteligentes con mucho potencial, pueden encontrar correctas las palabras de Backster. Por eso es bueno siempre investigar y buscar más información sobre el tema para ver si hay algo que no cuadra en la historia.

Y recuerda: ¡La plantciencia es la madre de la ciencia! 🌻

Fuentes e información interesante:
Backster, C. (1968). Evidence of a primary perception in plant life. International Journal of Parapsychology, X(4), pp.329-348.
Diccionario del escéptico – Percepción en las plantas (Efecto Backster)
Grup de Recerca en Comunicació Científica – Efecto Backster
Spirit Science – The Backster effect

Imagen destacada:
– Image from page 129 of “The Biological bulletin” (1899)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s